Venecia para todos

Me congelo, quedo estupefacto ante el paisaje que encuentro frente a mis narices. Y pienso, reflexiono, imagino, creo… ¿Siempre esto fue tomado como un espectáculo?

¿Acaso algún día el hombre no se habrá desesperado al ver tanta agua, al ver cómo hacer para sobrevivir con ella?

Venecia es la solución a un problema. Es encontrar la perfección en una problemática, en algo distinto a todo.
Se formó una maravilla, cuando quizás otros hubiesen preferido escaparse y dejar que el agua gane.

Todos tendríamos que tener un poco de Venecia y poder encontrar el conocido “no hay mal que por bien no venga”, para descubrir la hermosura en las dificultades y hacer algo grandioso en nuestras vidas.

Santiago Severo
(25/04/2013)

DSC06364

A veces a la inspiración debemos inspirarla

Todavía no escribí demasiado. Todavía no tuve esa inspiración o tiempo para volar. Bueno, sí. Tiempo tuve, en exceso. Pero hay algo que no me hizo llegar a que salgan palabras desde mis adentros para pasar al papel.

Quizá esto se debe a la escasa charla que ando teniendo por acá. Hablo poco y me convierto en un excelente espectador de todo lo que pasa, sin pronunciar una sola sílaba. Hablo conmigo mismo si es que es necesario. Por momentos, encuentro alguien a mi lado con quien mantengo alguna charla, puede que alguna se haga más llevadera y otras solo duren unos segundos.

Pero a pesar de esto, me urgió la necesidad de sentarme a escribir. No siempre tiene que haber un motivo o una frase que da vueltas en nuestra cabeza, para tomar la birome y comenzar un texto.

Hoy sentí que de verdad crucé la frontera. Llegué a un país donde no hablan mi lengua. Y tras unos momentos donde tuve miedo, decidí inventar el ‘Italospanglish’, mezclo palabras tanas con castellano y es inevitable que a veces me salga el (poco) inglés que tengo. Así fue que charlé con un ciudadano milano a quien le pedí que me sacara una foto y me acompaño para mostrarme otras partes de Milán.

Su nombre era Luca, como Prodan, pero él no conocía a su tocayo ni a Sumo. Así que mi comentario quedó en la nada. Además el sólo hablaba italiano, ni una palabra en inglés. Así que hizo más complicada la charla. Pero quizá las ganas por querer sociabilizarme con alguien de la ciudad, hicieron que podamos encontrar la forma de charlar tendido.

Es difícil caminar sólo por un lugar desconocido. Es difícil y asombroso. Y si bien se extraña la compañía o la charla con un par argentino, conocido. Puedo asegurar que disfruto mucho sentarme a una mesa, sólo, a probarme una vez más y conocerme.

Esto recién empieza y veo que algo maravilloso está apareciendo en mí. Veo esas ganas de crecer que siempre tuve, y de poder demostrarme una vez más, que todo lo que quiero lo puedo conseguir. No hay barreras, no hay imposibles.

Santiago Severo
(24/04/2013)

Il Duomo di Milano (Catedral de Milan)

Il Duomo di Milano (Catedral de Milan)

Un papel y una birome

Hace algo más de cinco años comencé a acercarme al papel para expresar mis ideas en forma de palabras.

Intente crear textos, cuentos, poemas, con la creatividad que mi mano tuviera en determinada situación.
Me fui enamorando de este arte e intente hacerlo más seguido. Por momentos sólo podía escribir si me encontraba mal animicamente, como escapatoria al mundo, el lugar donde pudiese hacer catarsis.
Por otros, por estar envuelto en la naturaleza y atrapado entre montañas que me permitieran crecer y pensar.

Quise darlo a conocer. Quise que otros pudiesen leer algunas de las locuras que salen de mi cabeza. Quise ponerme a prueba, que me critiquen, que les guste o no. Trate de abrir un poco más mi mente y ver si podía contagiar, aunque sea a unos pocos, a vivir así. Con un papel y una birome en cualquier viaje, acompañando nuestros caminos y crecimiento.

Yo también crecí. Aprendí muchas cosas y sigo sentándome con las mismas ganas que la primera vez a escupir ideas que vienen de mi cabeza. Para luego tratar de darle forma en la hoja.

Pienso que si no lo publicara, no tendría el mismo sentido. Me exijo cada vez que comienzo a escribir, por mí y por ustedes que lo leen. Porque quiero dejarles algo aunque sea en un texto.

Ojalá encuentren su forma de expresar ideas, sentimientos, sensaciones o simples locuras que puedan surgir.
Ojalá comiencen a mostrarlas al mundo.
Mucha gente, como yo, ansía poder verlas.

Santiago Severo
(20/01/2013)

Image

Mis cuadernos. Mi historia de vida

Historias

Tengo ganas de escribir pero nada sale. Hasta a esta lapicera le cuesta marcar su tinta sobre el papel.

Me acerqué a una plaza para buscar la naturaleza y ver si se prendía mi inspiración. No me importó la lluvia, las gotas que me mojan. Me senté en el banco sin correr el agua que tenía. Tampoco tuvo importancia cuando conduje en auto hasta acá. No pasé el limpiaparabrisa, no me interesó ni afectó. Iba como un ciego. Sólo la velocidad que exprimía al apretar el acelerador hacía desaparecer las gotas. Como cuando lloras y el viento seca tus lágrimas, ya que vos no queres hacerlo.

Vine a la plaza en busca de inspiración. Pero decidí detenerme a ver a la gente y formar historias.
A ninguno le importa la llovizna que cae.

Dos chicas de 8 y 11 años respectivamente juegan con su padre al volley. Raúl, de unos 45 años, se viste muy deportivo, porta un buen estado físico para la edad que lleva. Pero eso no alcanzó para que su mujer quiera continuar con él. Tampoco, que cuide y trate bien de sus hijas. Pero se lo nota de buen humor, contento, alegre. Disfrutando de sus hijas más allá del feo día.

Un chico y una chica se paran y se van de la plaza juntos, de la mano. Ambos caminan con la capucha puesta. Son novios. Federico, de unos 19 años, le dijo de serlo hace tres semanas. Él ya estuvo de novio dos veces, pero acostumbra a vivir de una chica. Ella, dos años más chica, por primera vez se encuentra atado a alguien. Hace mucho que lo estaba esperando. Está llena de miedos, pero no muestra ninguno de ellos. Está decidida a soportar y superarlos para poder disfrutar.

Dos amigos, hombre y mujer, toman mate juntos. Se los nota amigos, porque él se sienta en el respaldo del banco y observa a ella desde más arriba. La confianza que se tienen permite que David pueda hacer eso sin parecer que quiere posarse como alguien más importante. Tiene pelo largo y es muy rubio. Es descendiente de polacos, por eso el color de pelo. Conoce a su amiga desde los 12 años pero recién al terminar la secundaria, empezó a llevarse bien. Le habla sobre derecho, carrera que cursa y se encuentra en segundo año.
Ella, lo escucha aunque no retiene tal información ya que no comprende de que le habla.

Ella, tiene un nombre. Lo conozco. Es amiga mía. Es la única historia que en verdad conozco pero no la cuento. Tampoco cuento la mia por la que decidí venir a la plaza en soledad, un día de lluvia.
No son interesantes? Sí, lo son. Pero creo que es mejor inventar cuentos de otros, soñar con sus vidas y creerlos felices. Creer que tienen una buena razón para quedarse disfrutando de la plaza sin importar el clima que haya.

Santiago Severo
(01/04/2013)

IMG_0253

Salta la Banca. Vorterix 15*03

La banda liderada por Santiago Aysine se presentó en el Teatro Vorterix, el viernes 15 de marzo del 2013, en su segunda función. La primera había sido el domingo anterior. Salta la Banca sacó a fines del 2012 un CD en protesta por la desaparición de Luciano Arruga, el mismo se llama C.O.P.L.A (Canto Obligado por Luciano Arruga), en el mismo cantan los temas de este disco y los clásicos de la banda.
Muchos de esos clásicos han ido cambiando su sonido con respecto a lo que fue cuando habían sido grabados, por eso escuchalos en vivo y observa el crecimiento musical en estos cuatro años.

SLB

Pueden revivirlo y disfrutarlo de manera online, o también descargarlo para llevarlo consigo a todas partes.

Un regalo para todos los fanáticos.

Online: http://www.goear.com/playlist/6b07fcd/salta-la-banca-en-vorterix-15-03-13/

Podrán descargarlo desde:  http://www.divshare.com/download/23947187-955

salta-la-banca

La montaña es la vida misma

La montaña te enseña y muestra todo lo que pasa en la vida.

Hay momentos de subidas empinadas y complicadas, y otros donde las bajadas son rápidas pero duras.
Como cuando entramos en una mala racha y todo se cae de repente, bajamos en picada, en unos días se desplomó todo lo que veníamos construyendo y quedamos heridos, dolidos como nuestras rodillas tras un descenso exigente por la montaña.

Las subidas son más a nuestro ritmo, nosotros manejamos los tiempos y marcamos nuestra cima. Trabajamos en la vida con un objetivo claro, puede llevarnos años pero siempre nos acercamos un poco.

En la montaña aprendemos a desafiarnos, a no darnos por vencidos. A volver a subir una cima sabiendo que la bajada volverá a ser dura. Conocemos paisajes, gente, de todo un poco. La montaña es la vida misma.

Pero tras alcanzar la cima en algo, no tenemos otra opción que descender porque es imposible vivir en la aventura de encontrarnos en lo más alto de la montaña.
Volvemos a ser personas normales, insignificantes para el resto.

Santiago Severo
(20/01/2013)

09.01 El Bolsón - imagen 103

Odio

Me odio cuando lastimo a quienes más quiero.
Me odio cuando me miro al espejo, cuando no puedo concentrarme, cuando no disfruto.
Me odio cuando hablo mucho y me pongo denso, cuando soy vergonzoso, cuando tengo miedo.
Me odio cuando tomo. Cuando me levanto y me doy cuenta que perdí un día.
Me odio cuando hago algo mal, cuando pierdo, cuando se que me voy a equivocar.
Me odio cuando pienso, cuando me creo el mejor y también cuando me creo el peor.
Me odio cuando arruino todo, cuando dejo cosas por la mitad, cuando hago ilusionar y cuando yo mismo me ilusiono.

Me odio cuando escribo, cuando me leo.
Me odio al leer este texto.
Me odio al escribirlo.

Santiago Severo
(28/01/2013)

29.01 Ushuaia - imagen 960